Alemania

MOSCÚ.- Gonzalo Higuaín y Wilfredo Caballero intentaron consolarlo, pero no tuvieron suerte. Sergio Agüero, su amigo y compañero de habitación en la concentración de Bronnitsy, también se acercó a abrazarlo. Cabizbajo y masticando bronca, buscó en algún sitio la respuesta que no había encontrado en los 90 minutos del empate 1-1 ante Islandia, por la primera fecha del Grupo D del Mundial Rusia 2018. Frustrado, se arrancó la cinta de capitán y pateó la pelota. Después, giró sobre su eje, se agachó, acomodó la cinta en su mano izquierda y se llevó la mano derecha a los ojos. Un lamento que captaron las cámaras de televisión, pero que después tuvo continuidad puertas adentro, en un vestuario en el que no pudo ocultar su lamento. Cuentan quienes estuvieron ahí que estaba desconsolado. Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, volvió a atascarse en un partido mundialista. No solo no pudo encontrar un hueco en la sólida defensa islandesa, sino que falló cuando tuvo en sus pies el triunfo. “Me siento responsable”, confesó una hora y media después del partido, en una zona mixta en la que ya había desaparecido el lamento que vivió en la intimidad. Se tomó su tiempo, pero con el pasar de los minutos se fue diluyendo la bronca, la impotencia.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
“¿Si hubo algún mensaje en el vestuario después del empate? Estuvimos con bronca, calientes. Se lo vio mal a Leo, pero hay que apoyarlo y hacernos fuertes”, contó el debutante Maximiliano Meza, en diálogo con LA NACION. Por la misma línea fue Nicolás Tagliafico. “Es humano, a veces las cosas pasan por algo y ahora hay que estar con él”, fue el apoyo que recibió de Agüero. Fue tal la frustración de Messi que hasta asintió cuando un periodista le recordó que en el Mundial de Italia “también empezaron perdiendo”. Un empate que tuvo otro sabor puertas adentro. Moscú esperaba a Messi, pero el capitán siempre fue controlado por la defensa rival. Una línea que en algunos momentos fue de once. Todos atrás de la pelota, todos con la cabeza fría para romper cualquier circuito de juego argentino. Y la selección nunca logró salir de ese laberinto. Cayó sistemáticamente en la telaraña.
Contra Islandia fueron 11 tiros y ninguna flor. Para Messi, la estadística también muestra algo más: jamás pateó tanto en un partido de Copa del Mundo. Buscó un hueco, y trató de asociarse, sin suerte, con Angel Di María y Meza. Solo Agüero supo leer algunos movimientos.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
“Thiago, Mateo y Ciro”. Los nombres de sus hijos aparecen bordados en el neceser marrón con el que se retiró del estadio. Serán sus hijos quienes hoy por la tarde lo visitarán en una tarde para recargar energías, tras la práctica prevista para las 11 de la mañana (las 5, de Argentina). El Día del Padre aparece en la agenda de una selección que necesita hacer un clic para evitar un lamento mayor en cuatro días.
Meza: “Esto recién empieza y hay mucho por mejorar”
“Thiago, Mateo y Ciro”. Los nombres de sus hijos aparecen bordados en el neceser marrón con el que se retiró del estadio. Serán sus hijos quienes hoy por la tarde lo visitarán en una tarde para recargar energías, tras la práctica prevista para las 11 de la mañana (las 5, de Argentina). El Día del Padre aparece en la agenda de una selección que necesita hacer un clic para evitar un lamento mayor en cuatro días.

Argentina

Diego Maradona fue parte del color que inundó las tribunas del Estadio de Spartak de Moscú. Su presencia fue registrada por todos los presentes, quienes al verlo ingresar corearon su nombre y le dedicaron un tiempo a mostrarle su cariño. Desde el palco, el Diez disfrutó de ese mimo de los hinchas, lo agradeció y se dispuso a disfrutar del partido debut entre Argentina e Islandia . Poco de disfrute, y mucho de evaluación, fue su conclusión.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Durante el programa que tiene junto a Victor Hugo Morales para la cadena venezolana, TeleSur, el ex futbolista campeón del mundo en el 86 dio su visión sobre el desempeño del juego del combinado argentino. Apoyó a los jugadores, a Lionel Messi y criticó el ciclo del entrenador Jorge Sampaoli.
“Creo que la Argentina jugando así. Sampaoli no puede volver al país, es una vergüenza”, expresó Maradona al comienzo de la transmisión frente a la pregunta del conductor acerca de cómo vio al equipo. “No tener una jugada preparada, jugar con centros a cabecear sabiendo que los jugadores de Islandia miden un metro 90. Islandia jugó a lo que tenía que hacer, y la Argentina no supo atacar, y no supo resolver lo que le propuso el rival.”
Lejos de calmar las aguas el Diez fue más allá. Tildó al partido como un encuentro de segunda categoría y apuntó a la falta de trabajo por parte del cuerpo técnico la cual recayó en el desarrollo del juego de los jugadores.
“Fue un partido de una categoría que no es la que yo dejé u otros muchachos dejamos. Islandia se refugió atrás como sabíamos que iba a hacer y nosotros no supimos resolver”, evaluó y añadió: “No le echo la culpa al equipo, sino al equipo de trabajo. Hoy la Argentina no hizo una superposición cuando tenía un jugador libre por la línea. Por eso digo que no hay trabajo, y hoy quedó demostrado. Que Sampaoli traiga 25 colaboradores pero que trabaje. Se terminó el verso. Hoy vimos que Islandia demostró que tenía más trabajo que nosotros. Y eso me da mucha pena.”
El apoyo a Lionel Messi y la comparación con su experiencia
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Para Maradona, la culpa del emapte del conjunto argentina no recae en la falla del penal de Messi. Cree que el error es general, del equipo, pero sobre todo de la falta de trabajo. Por eso le quitó ese peso al capitán nacional y lo comparó con él, que registra cinco penales errados con la camiseta celeste y blanca.
“La verdad que viéndolo a Messi adentro de la cancha se lo vio caliente, como lo estaría yo. Los dos puntos que perdió Argentina no creo que pasen por el penal errado por Messi. Porque hay que ver como se gana, se pierde o se empata, y estamos más cerca de perder los partidos que nos quedan que de ganarlos”, dijo.
“Yo sí le puedo echar la culpa al no trabajo, pero no le puedo echar la culpa a los jugadores y menos a Messi que dio la cara y dio todo lo que tenía que dar dentro del campo de juego. El nene cumplió”, evaluó. “Yo erré cinco seguidos y sin embargo seguí siendo Diego Armando Maradona.”

Kloop

Al Liverpool, al menos de inicio, creo que le sentaría peor Isco que Bale. Por todo lo que estáis comentando: su juego de pases, sus cambios de marcha, porque puede bajarle las revoluciones al partido… Ahora bien, no es un tema fácil. Y aquí hay algo más que de pizarra: Isco, desde el banquillo, siempre aporta cosas; Bale… digamos que no todas las veces suma, ¿no creéis?
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Porque claro, un Bale (aun) al 75-80% desde el banquillo, sería un puñal. Y más ante este Liverpool, a medida que pasen los minutos. Pero…
Es que Kroos es la bomba. Ya lo dijo Modric el otro día en una entrevista a El País: si pudiese robarle algo al alemán sería esa templanza que tiene para no salirse nunca del partido. No se pone nervioso nunca. Y eso, en días como hoy…
Compro, compro el hecho de que muchas papeletas para el título se juegan hoy por los costados. Sobre todo por el izquierdo, efectivamente. Y por ese mismo, a mí me gustaría poner hoy la lupa en Alexander-Arnold (si juega, claro, a ver cómo está Clyne). Si vemos al Arnold del City, tela. Secó él solito a Sané; que se dice pronto. Pero si vemos al Arnold de Roma, ojo. Fue una debilidad súper palpable. Y si El Shaarawy-Kolarov hicieron mucho daño… A ver también qué nivel de exigencia se marca Salah, porque por ahí pueden pasar muuuchas cosas, para uno y otro.
Cierto que el galés no suele revolucionar los partidos como si lo hacen otros jugadores: Lucas, Isco o Asensio. Ahí entra en juego las lecturas del partido del entrenador y sobre todo de la situación del partido en ese preciso momento. Cierto que Bale está en un momento de forma extraordinario y que partiendo de inicio ha sido capaz de recuperar algo de una versión que todos esperaban, no al 100% pero si aportando goles y diferentes variantes a la hora de jugar.
En caso de que Zidane quiera revolucionar el partido tiene en el banquillo muchas opciones, y si quieres hacer el equipo largo y veloz ahí entra en juego tanto Asensio como Lucas, por lo que la idea pasa por que Bale juegue de inicio o salga con el partido más cómodo.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Isco es Isco y nadie duda de su calidad y su magia para gobernar un partido, pero delante está un equipo que sabe muy bien orientar a los rivales hacía dónde tienen que jugar, si Klopp ve que Isco tiende mucho hacía banda reduciendo el espacio en vez de por dentro ahí el Liverpool puede hacer daño a la hora de robar y salir en transición (sobre todo a las espaldas de Carvajal-Marcelo). Recordemos cómo le hacía la trampa al Manchester City obligando a jugar por dentro porque sabía que por ahí le hacían daño ante la amplitud de jugadores cómo Sané o Sterling.
La titularidad de Isco a mi sólo me genera dudas por el problema defensivo que le ha causado al Madrid en esta Champions, pero cada vez veo más claro que pueda ser el elegido en el lugar de Bale

Kloop

a titularidad de Isco a mi sólo me genera dudas por el problema defensivo que le ha causado al Madrid en esta Champions, pero cada vez veo más claro que pueda ser el elegido en el lugar de Bale, por dos motivos:

El principal es que da una línea de pase siempre a Kroos y a Modric a una altura superior, y puede permitir a estos, a la vez, estar atrás sin que eso penalice la verticalidad y la capacidad del Real Madrid de asentarse en campo rival. Isco es clave para esto.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Y lo secundario: los laterales del Liverpool no son ‘top’. Por supuesto, cualquier jugador de élite, si le dejas sólo, te la puede liar, pero entre que no son ultraproductivos por sí mismo y que -no como ocurrió contra Juventus o Bayern- el Liverpool no carga el área con un nueve puro, es un riesgo que se puede asumir.
Ver la superioridad que transmite Modric con un control orientado de espaldas, ante la presión rival y estando en inferioridad numérica, con el que rompe líneas (trabajadísimas) de presión, modifica escenarios por completo.

Sensorial y emocionalmente son acciones de cambian momentos de los partidos. Genera impotencia en el rival y a su equipo le transmite la sensación de jugar con red; más allá de lo que hace (que es muchísimo) es lo que transmite. Cómo influye su mera presencia.

Y va a tener la oportunidad de ser altamente determinante en ese sentido el día de hoy; el Pool le va a presionar del modo en que mayor ventaja puede sacar de esa presión. Van a meter muchísimo el pie, sobre todo cuando el pase venga de banda (en el famoso momento ‘emboscada’), o lo que es lo mismo, va a tener muchas oportunidades de romper la presión y crear ataques partiendo desde una situación ventajosa.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Añadiría como extra, que no se menciona en el vídeo, la presencia de Isco. Su capacidad para enseñar y guardar el balón puede imantar presiones, absorverlas sobre sí mismo. Y luego sabemos que es un jugador que tiene capacidad para, aún en inferioridad numérica y en desventaja e imposibilidad de lograrlo. Su capacidad para arrastrar la bola o de amagar y recortar en el espacio reducido, acaba creándole líneas de pase, sin necesidad de moverse sus compañeros de su posición originaria, que le pueden hacer al RM sacar rédito de esos momentos de lo que debería ser pérdida+transición Red inminente.
Es cierto que Casemiro va a ser el jugador a liberar y sobre el que “obliguen” a iniciar la salida para robar sobre él (el peligro potencial está ahí) pero no lo veo saliendo sin Casemiro, por su mera ausencia, y menos por suponer la pérdida de Kroos de interior (falso lateral en salida), que es el origen de tantísimas cosas que hoy pueden resultar altamente necesarias.
Hombre, Casemiro suplente imposible… no. Pero a mí sorprendería muchísimo. Aunque Zidane ya ha mostrado mucha personalidad este año. Lo que pasa que él es la mejor vigilancia defensiva para las recepciones de Firmino y un plus a balón parado defensivo contra Van Dijk.

Iniesta

Como mandando un mensaje de lo que iba a ocurrir a posteriori, Luis Aragonés realizó una reconstrucción paulatina que le dio a Andrés Iniesta el 6 que llevaba habitualmente David Albelda. El proceso no fue fácil, y de hecho el manchego sólo jugó un partido del Mundial 2006, con el pase ya decidido frente a Arabia Saudí en la última jornada de la fase de grupos. Iniesta aún no era titular indiscutible en el Barça, pero el sabio de Hortaleza tenía claro que por condiciones, el canterano culé representaba la llave para intentar dar el equipo al jugador por el que él apostaba de forma indiscutible: Xavi Hernández. Todo cambió en la selección española desde el momento en el que Zidane firmó el billete de vuelta a casa desde Alemania, y el pitido inicial del 10 de junio de 2008 frente a Rusia sobre el césped del Konrad Plautz significó un antes y un después.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El camino fue lento, y de hecho España tuvo un arranque para aquella fase de clasificación a la Eurocopa realmente preocupante. Las derrotas consecutivas frente a Irlanda del Norte con aquel famoso hat trick de Healey y contra Suecia provocaron un vendaval de críticas hacia Luis Aragonés, que logró a partir de un importante triunfo ante Inglaterra en febrero de 2007 el cambio de dinámica definitivo, precisamente con un premonitorio gol de Iniesta. Aquella victoria en Old Trafford curaba las heridas justo antes del trascendental encuentro ante Dinamarca, que acabó con victoria. La fase de clasificación cambió su dinámica a partir de ahí, y fue precisamente en el encuentro de vuelta contra los daneses cuando puede señalarse el momento clave de la reconversión definitiva de la selección española. Aragonés juntó por delante de Albelda a Iniesta, Xavi, Cesc y Joaquín, y la imagen dada terminó de colocar al equipo entre los favoritos para ganar la Eurocopa de 2008.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Es difícil y probablemente injusto hacer afirmaciones categóricas de este tipo, pero con Andrés Iniesta existe un consenso que hace más sencillo señalarle como el futbolista más importante de la historia de la selección española. Por un lado, está el dato objetivo del gol del minuto 116 ante Países Bajos, que es indiscutiblemente el tanto más trascendente de todos los que marcó el combinado nacional. Por otro, su peso en el juego de la etapa más exitosa de la selección, que le mete en un debate con no más de dos o tres nombres. Y por último, una personalidad que ha calado en cada rincón del territorio nacional, prácticamente sin excepción. Su leyenda por tanto se asienta en varios pilares que confluyen de una forma idílica y difícilmente repetible.
Me pone en los pelos de punta. Poco más que añadir. Dar gracias eterna por haber podido ver a Andrés jugar y tristeza enorme por pensar en el vacío que va a dejar su marcha.
GRANDE ANDRÉS INIESTA!
La falta de un update vencedor entre 2014 y 2016 ponen el rendimiento del combinado español en cierta duda de cara al próximo Mundial de Rusia, pero el impacto de Julen Lopetegui en el equipo, un técnico mucho más dispuesto a intervenir que su predecesor.

Iniesta

Lo que hizo Aragonés debe verse con la perspectiva necesaria, porque la apuesta no fue en absoluto sencilla. El Barça de Pep nació después de las multitudinarias celebraciones por el éxito en Austria y no al revés, de modo que dar el timón del equipo a Xavi y a Iniesta nacía de la convicción más que de la realidad. De hecho, el positivo impacto de ambos en el juego de España durante la Eurocopa de 2008 es quizás su aportación más especial al combinado nacional, por el sencillo hecho de que el escenario para ellos fue el más exigente del ciclo 2008-2012. Fue un momento de cambio y como tal exigió evitar dudas y confiar en unas certezas que aún estaban por descubrir. Aragonés, además, tenía claro que su sistema debía de construirse a partir de Fernando Torres y de David Villa, por lo que las cadenas de pase en muchas ocasiones se saltaban en pos de la profundidad.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Aunque el recuerdo de aquella España haya quedado repleto de jugadas preciosas, lo cierto es que fue el periodo del periplo ganador más alejado del control. David Silva y sobre todo Andrés Iniesta ayudaron a implantando por fases gracias a su gestión del juego entre líneas. Más allá de que Andrés nunca haya sido un finalizador de jugadas y sí un creador de ventajas, desde el primer momento su cometido con una España en la que no jugaba Leo Messi, ha estado en generar ese desequilibrio un escalón más arriba. Con Aragonés funcionó al milímetro al tener dos puntas que querían acabar en zona de remate y por tanto, le obligaban a jugar en zona de tres cuartos si quería estar cerca de ellos. El impacto fue también defensivo, porque su lectura del achique es absolutamente espectacular para un jugador de sus condiciones, tan relacionadas con el ataque. Desde el carril interior izquierdo, Iniesta fue decisivo para que la presión pudiera terminar de ser armoniosa en un once en el que sólo Marcos Senna jugaba pensando dónde estar posicionado en caso de pérdida.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Esa Eurocopa de 2008 terminó de catapultar a Andrés al olimpo del fútbol, lugar en el que se asentó definitivamente tras la llegada de Pep Guardiola al Fútbol Club Barcelona. No es de extrañar que cualquier aficionado español sintiera un nudo en la garganta con sus problemas físicos durante el curso 2009/2010, que sólo le permitieron jugar 21 encuentros de liga y que le obligaron a perderse casi la totalidad del tramo final de campeonato. La derrota ante Suiza en la jornada inaugural en Sudáfrica y el obligado parón ante Honduras hicieron imposible de presagiar lo que llegaría a continuación. Del Bosque mantuvo en el arranque de Mundial la idea de tener a Villa y a Torres en su última línea, aunque con el guaje más enfocado a la diagonal desde la banda izquierda que a arrancar su movimiento sin balón desde el carril central, como había ocurrido dos años antes.
fue precisamente en el encuentro de vuelta contra los daneses cuando puede señalarse el momento clave de la reconversión definitiva de la selección española. Aragonés juntó por delante de Albelda a Iniesta, Xavi, Cesc y Joaquín, y la imagen dada terminó de colocar al equipo entre los favoritos para ganar la Eurocopa de 2008.